El vuelo de la luciérnaga. Cartas a mi madre. Cuando ya no esté no quiero que me idealices convirtiendo mi recuerdo en huellas imborrables, plenas de virtudes y apenas defectos. Cuando ya no esté recordadme en vuestra memoria, porque así seguiré viviendo en los recovecos del corazón. Cuando ya no esté ayúdate a…
De nuevo un encuentro/retiro en Calatorao, y si tengo que elegir una palabra ésta es BENDICIÓN; si son 2: bendición y regalo; sí, son 3: bendición, regalo y renovación. Este tipo de Experiencias son difíciles de expresar, por sus contenidos inefables, intangibles; pero también porque los trabajos (y son muchos) no están secuenciados,…
¡Buenos días, Cantabria! Perdonen que empiece con algo personal, pero es que ha muerto mi padre, y como comprenderán no me puedo abstraer de ello tan fácilmente. Para mí, como ocurre siempre con los hijos, mi padre era un hombre bueno, sencillo, alegre y generoso, que dedicó su vida al servicio de su…
El acercamiento a este tipo de actividades te suele llegar porque algunos de los más próximos ven en ti cierta sensibilidad o tal vez rarezas, y te envían correos, enlaces, blog... Y toda clase de cosas sobre temas poco usuales y hasta extravagantes.Dicho esto, la selección de esta infomación es laboriosa, porque, en…
El vuelo de la luciérnaga. Cartas a mi madre Después del largo camino que supone el aprendizaje de la pérdida, nuestras lágrimas se han transformado en eslabones de madurez, crecimiento y serenidad. Cuando hemos llegado a nuestra última parada de un largo viaje de incierto final, tras haber elaborado el duelo por los…